ELIMINACION DE VIRUS, BACTERIAS CON LA LUZ UV

Según descríbe la Dra. Kelly A. Reynolds profesora de la Facultad de Salud Pública en la Universidad de Arizona, en la investigación sobre la microbiología en el tratamiento con luz ultravioleta UV para el agua, cabe resumir que ésta no mejora el sabor, olor, ni claridad del agua, pero si desactiva los patógenos protozoarios, bacterianos y virales. 

Este estudio obtenido de distintas fuentes referenciadas en su publicación, se obtiene información sobre la resistencia inicial del adenovirus a la luz UV. Se han identificado al menos 52 especies distintas de adenovirus, aproximadamente una tercera parte de las cuales están asociadas con enfermedades humanas, ocasionando una amplia gama de síntomas incluyendo: catarros, dolor de garganta, bronquitis, neumonía, diarrea, conjuntivitis, fiebre, cistitis, sarpullido, enfermedad neurológica o infección de oídos. 

La luz UV lleva perfeccionándose desde 1916, primeramente con base de mercurio, la desinfección UV tradicional desactiva el virus dañando el ADN y ARN, sin embargo al ser un ADN de doble cadena, esto permite al virus repararse dentro de la célula huésped, por tanto el UV tradicional necesitaba un rango de eficacia de 120 a 200 mJ/cm2, para sobreponer los mecanismos de reparación de ADN de las células huéspedes, frente a los 30/40 mJ/cm2 que es lo requerido para otros virus propagados por el agua.

Recientemente se han elaborado lámparas sin mercurio que producen una mayor eficacia UV, lo cual resulta en un menor costo de electricidad. El fundamento de esta tecnología es el uso de lámparas de luz pulsada de descarga superficial, esto hace que la reparación del ADN de los adenovirus, no se produzca con las lámparas UV de mediana presión MP. Estas lámparas emiten luz policromática con varios picos en el rango óptimo germicida, las investigaciones más recientes han mostrado una mayor eficacia dado que éstas no solo dañan el ADN viral, sino que lo hacen en las proteínas virales, por tanto este tipo de lámpara UV logra el objetivo de reducción cuatro-log (99,99 % de eficacia) al utilizarse en dosis de 40 mJ/cm2. Según marca la certificación NFS. ->Link

Toda esta investigación a creado el primer sistema de tratamiento de agua de hogar, donde se eliminan los contaminantes aportando un excelente sabor al aliminar mas de 140 contaminantes relacionados con metales pesados, herbicidas, entre otros y en el mismo proceso se eliminan todos los pátogenos dañinos para el ser humano.

  • Puede tener acceso al estudio de microorganismos con luz UV y a todas los premios y certificaciones a través de nuestra web 

ACCESO A LA WEB

  • Acceso al estudio de la Dra. Kelly Reynolds
  • ESTUDIO CIENTIFICO

    VIDEOS RELACIONADOS CON ESPRING

    2016-Todos los derechos Reservados AGUA DE CALIDAD

    [tcb-script type=”text/javascript” src=”http://www.informenutricional.com/wp-includes/js/jquery/jquery.js?ver=1.12.4″][/tcb-script][tcb-script type=”text/javascript” src=”http://www.informenutricional.com/wp-includes/js/jquery/jquery-migrate.min.js?ver=1.4.1″][/tcb-script][tcb-script type=”text/javascript” src=”http://www.informenutricional.com/wp-content/plugins/google-language-translator/js/flags.js?ver=4.5.3″][/tcb-script][tcb-script type=”text/javascript” src=”http://www.informenutricional.com/wp-content/plugins/google-language-translator/js/toolbar.js?ver=4.5.3″][/tcb-script][tcb-script type=”text/javascript” src=”http://www.informenutricional.com/wp-content/plugins/google-language-translator/js/load-toolbar.js?ver=4.5.3″][/tcb-script][tcb-script type=”text/javascript”][/tcb-script][tcb-script]jQuery(document).ready(function(a){a(“a.nturl”).on(“click”,function(){function l(){doGoogleLanguageTranslator(default_lang+”|”+default_lang)}function n(){doGoogleLanguageTranslator(default_lang+”|”+lang_prefix)}default_lang=”es”,lang_prefix=a(this).attr(“class”).split(” “)[2],lang_prefix==default_lang?l():n()}),a(“a.flag”).on(“click”,function(){function l(){doGoogleLanguageTranslator(default_lang+”|”+default_lang)}function n(){doGoogleLanguageTranslator(default_lang+”|”+lang_prefix)}default_lang=”es”,lang_prefix=a(this).attr(“class”).split(” “)[2],a(“.tool-container”).hide(),lang_prefix==default_lang?l():n()}),0==a(“body > #google_language_translator”).length&&a(“#glt-footer”).html(“<div id=’google_language_translator’></div>”)});[/tcb-script]Translate »

    Seleccionar idiomaalemánchino (simplificado)chino (tradicional)francésinglésitalianojaponésportuguésrusoSeleccionar idiomaCon la tecnología de Traductor de GoogleCon la tecnología de Google Traductor de GoogleTraductor de Google[tcb-script type=”text/javascript”]function GoogleLanguageTranslatorInit() { new google.translate.TranslateElement({pageLanguage: ‘es’, autoDisplay: false}, ‘google_language_translator’);}[/tcb-script][tcb-script type=”text/javascript” src=”//translate.google.com/translate_a/element.js?cb=GoogleLanguageTranslatorInit”][/tcb-script][tcb-script type=”text/javascript” src=”http://www.informenutricional.com/wp-content/plugins/wysija-newsletters/js/validate/languages/jquery.validationEngine-es.js?ver=2.7.2″][/tcb-script][tcb-script type=”text/javascript” src=”http://www.informenutricional.com/wp-content/plugins/wysija-newsletters/js/validate/jquery.validationEngine.js?ver=2.7.2″][/tcb-script]

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *